a random blog of a spotless mind…

El Cuarto Error

52 Días. Peleas, discusiones, al parecer estabamos encontrando la debilidad de cada uno, la suya una inseguridad descontrolada que facilmente podía ser desencadenada por el pasado, por tontas ideas, por tontas comparaciones, por una muy torpe valoración de él mismo, pero también y aunque lo pueda negar sé que una parte de él se valoraba demasiado, incluso sé que lo sigue haciendo, sé que él sabe lo que es, perfectamente consciente de lo que tiene, de lo que es capaz, es un asesino calculador, sabe exactamente lo que hace, facilmente influenciable aunque diga que no le importa el que diran, le importa (le importo al grado de matar un amor). Ese es él, tan aventurero, tan soñador pero a la vez tan débil. Y yo, si hay algo que no necesito es ser comparada, que me busquen fallas, que me hagan dudar de mi misma, que me suelten una bomba como “Yo solía engañar todo el tiempo” no quisiera culparlo por mis acciones después de eso, porque sabemos que lo que siguio fue mi error. Decir lo que dije por coraje y como manera de probar que era casi igual a él, igual de calculadora, igual de atrevida, aunque la verdad, la única verdad que él nunca quisó aceptar, era que mi única falla fue el querer demostrarle lo que realmente era, cuando bien pude ocultarlo toda la vida.

CUARTO ERROR.

Jamás debí contarle esas cosas, ni él a mi las suyas, si, la regue en exigir saber el pasado, en querer compartirlo, pero el verdadero culpable si lo vemos detenidamente, cuidando todas las palabras dichas, fue él, observemos detenidamente, si quizá no me hubiera dicho lo de su astucia en el arte del engaño, de la seducción, de las relaciones vacías y meramente para comprobar algún tipo de poder, de su mala experiencia en una relación sexual que para muchos es una de las más grandes fantasías (incluyendome) de como las mujeres aún lo buscaban sólo para un polvo más, yo quizá no hubiera dicho nada sobre mi poder de ser inalcanzable para todos, mi poder de seducción sin llegar a nada más, mi poder de crear fantasías en las mentes ajenas, mi poder de jugar con los ángulos de una camara y hacer que todos me desearan y mi poder de haber cumplido una noche a mi gusto y capricho. Pero realmente no comparemos, porque si lo hace una persona arbitraria no me echaría toda la culpa a mi y seguramente tampoco a ti, pero al menos si podría decir que tenía dudas, inseguridades y miedos bastante fundados, cuando él sólo tenías una absurda y exagerada fantasía de lo que hice y que por evitar más pleitos jámas quise traerlo de vuelta a la conversación puesto que estaba de más aclarar lo que realmente era con lo que su mente maquilaba.

Fueron innumerables los días, las ocasiones que peleamos por todo eso, innumerables excusas, mentiras, reproches, verdades que no querían ser escuchadas, dudas, miedos, lágrimas y aún así…

56 Días. Me entregó un Anillo diciendo “¿Te quieres casar conmigo?” Acción y palabras que no fueron para nada planeadas por mi, ni sugeridas, fue algo que me tomo por sorpresa, una parte de mi recuerda haber tenido la discusion sobre si hacerlo o no despues de todas las peleas que habiamos tenido y ambos concluimos que si, que era lo que queriamos hacer, que queriamos amarnos hasta el final de nuestras vidas.

Para mi fue sencilla la respuesta, no era sencillo lo que implicaba, pero estaba segura, estaba segura de lo que haría porque estaba segura que era la persona indicada. ¿Recordará exactamente como empezó todo? Yo si… recuerdo el mensaje desde Manzanillo, recuerdo el día, recuerdo exacto lo que había pasado esa mañana, recuerdo exacto que escribió mal porque el sol no lo dejaba ver y ahi se quedo la broma, broma que siguio los días siguientes, broma que dejo de ser broma y se torno posibilidad, posibilidad que se convertía en deseo y deseo que se hizo realidad, cual cuento de hadas, pero sin preveer que (como dice Rumpelstiltskin) “Toda magia tiene su precio” El nuestro sería matar el amor. Matar nuestra magía.

Anuncios

¿Tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s