a random blog of a spotless mind…

27 Días

27 Días. Confesaré que quizá no entre dentro de mis días favoritos, pero tiene de especial la magía, la magía de la vida al juntar a dos personas quizá en el momento menos indicado para que un amor eterno durara, pero si en el momento en que de alguna manera esas dos personas tenían que ser salvadas. Si recuerdo que dije que él me había dicho que tenía novia pero hacía ya unos días había confesado el haber terminado con ella, pero creo que antes de este día, si, antes de este día hay uno que definitivamente esta entre mis favoritos y que tuvo la clave para que llegaramos a este día…

10 Días Antes del día 27. Una salida que sería grupal, más nunca una salida de dos, se convirtío en eso, en una salida de dos, si he de enumerar los detalles por los que termine de enamoarme de él y de el día serán los siguientes: el mensaje disculpandose porque la salida no se haría grupal pero para aprovechar el día estaba bien salir los dos juntos; el verlo en la mañana, una mañana de sábado, verlo y abrazarlo como si hubieran sido meses separados y en ese abrazo sentir que era justo ahí donde había pertenecido mi cuerpo todo este tiempo; el clima simplemente delicioso; su aroma, me declaro completamente adicta a su aroma, con o sin perfume, con o sin desodorante, su aroma era mi perdición, la fragancia del producto que usaba en el cabello me perdía, su cuerpo siempre oliendo de esa manera, tan natural, pero no molesta, si no simplemente bien, limpio, fresco, toda su ropa siempre olía a él, su cuello, especialmente detrás de su oreja y justo a la altura del cuello, donde también existía el límite de su cabello y su cuello; su sudadera, si amaba esa sudadera café con interior a rayas, rota, vieja, así la amaba y en él lucía tan bien; sus labios, si, quizá no debí probarlos, quizá no debía hacerlo, pero lo hice, estaba por demás decir que en efecto, en ese momento decisivo entre besarlo o no, yo asumí mi deuda con la vida, asumí el hecho de besar a alguien que tenía novia, asumí toda la responsabilidad desde ese momento y hasta ahora, la única culpable aquí fui yo, pero de besarlo no me arrepiento y quizá nunca lo haga y es ahí donde estoy consciente de que todo lo he causado yo, pero sus labios fueron mi salvación y mi perdición así de fácil; caminar tomados de la mano, así tan simple como eso; jugar a ser cursis; su preocupación por mi, fuera de como se hayan preocupado por mi otras personas en el pasado, su preocupación era tan acogedora y tan innecesaria; sus ojos, desde ese día sus ojos me decían solo una cosa “Eres Para Mi”. Y todo eso en una salida que desde el principio no era para nosotros, dejando claro que todo lo que nos paso muy probablemente no era para nosotros, no en ese momento, no de esa manera y sin embargo, sucedío.

27 Días. Se resumen a un mensaje personal puesto en MSN “Un gran SI con el poder de las estrellas” y no hay más, comenzamos a vivir algo que la vida tenía planeado para nosotros en algún otro momento de nuestras vidas, pero que por alguna razón inexplicable vivimos justo en ese momento.

Anuncios

¿Tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s