a random blog of a spotless mind…

Dos Errores…

180 Días antes… Mi cuerpo ya no era el mismo, mi mente, mis sentimientos, todo había cambiado. Dicen que cuando una persona se hace un tatuaje no vuelve a ser la misma, su piel no vuelve a ser la misma piel que había sido hasta entonces. Bien, ya tenía 1 año con una piel diferente y, los sentimientos que antes eran pacientes, nobles y sinceros, se fueron tornando un poco amargos. Las mentiras no le caen bien a nadie, la duda, el engaño, muchos menos la inconsistencia.

Termine una relación así, inconsistente, llena de dudas, inseguridades y un vació enorme entre dos personas cuyos mundos habían coincidido un poco, pero conforme se acercaban caían en cuenta de que realmente estaban más lejos de lo que pensaban.

Paciencia, siempre he tenido paciencia, hubiese podido mantener las cosas estables de no ser porque no me gusta la duda, no me gustan los cambios repentinos, no me gusta amar una cosa que resulta no ser como mostró ser. Esa mascará, esa duda de parte de la otra persona, termino por hacer lo que él mismo había predicho, alejarme. Me harte.

Sin embargo soy amable, no me gusta terminar mal las cosas, no me gustan los finales inconclusos e inconsistentes. Cuando hay un final quiero saber que el final quedo bien o quedo mal, pero saber que así seguirá. No me gustan las películas donde el final es incierto, donde las posibilidades de que todo se arregle sean de un 50% contra un 50% de que todo este arruinado. No me gusta esa mitad de incertidumbre, esa parte donde se bifurcan los caminos y decides tomar uno y el resto es desconocido. Me gusta saber que pasa si tomo tal o cual camino. Me gusta saber.

Primer error.

145 Días antes… Me había quedado claro que las personas que me interesaban para algún tipo de relación, eran personas con las que realmente no podría ser consistente, había muchos huecos, muchas preguntas, tantos espacios en blanco como cuadros negros. Me harte, no quería buscar, quería cerrar cualquier tipo de contacto, con todos. En medio de las tragedias sabes perfectamente con quienes puedes contar y enmedio de una encontré a alguien, alguien nuevo, alguien sincero, un amigo.

Segundo Error.

Desde mucho tiempo atrás me había quedado claro que no se puede tener una relación amorosa con un amigo, puesto que si las cosas terminan la amistad se rompe y, si esa amistad era la mas grande que has tenido entonces duele, duele mucho porque pierdes no sólo una relación, si no un amigo, un complice. Esta vez no lo arruinaría de ninguna manera, mantendría la amistad intacta y así seguiría. Y efectivamente así siguio, pero yo cada vez me enamoraba más, me cautivaba más, me asombraba más, me gustaba más, Ya no podía evitarlo, verlo me hacía feliz, hablar con él me hacía feliz, incluso los detalles que tenía conmigo me hacían feliz, acompañarme de madrugada conectados mientras hacía mi tarea, ayudarle a escribir un trabajo, ir al centro, ir por cucpcakes, platicar y platicar. Había juegos, bromas, un poco quizá de insinuaciones, pero nada concreto, nada que diera pauta a otra cosa, todo era tan puro que parecía casi perfecto. Y simplemente un día no pude más, pero para ese día algo más había sucedido, algo que definitivamente cambiaría mi vida por completo.

Anuncios

¿Tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s