a random blog of a spotless mind…

Karma!

El Karma.

EL KARMA ES UNA LEY UNIVERSAL QUE REFIERE QUE "A TODA ACCION CORRESPONDE UNA REACCION".

Todo hecho, todo acto, todo movimiento, tendrá como consecuencia siempre un resultado. Si el acto que origina es positivo, la consecuencia de tal acto será positiva también. Esta es también la llamada ley del "boomerang", ese objeto curvilíneo que al ser lanzado al aire, regresa al mismo punto de donde salió.

Entender esta Ley es muy reconfortante sobre todo en los momentos de dolor y problemas.

Cuantas veces nos preguntamos "¿por qué me sucede esto a mí?", ¿Por qué yo? Y renegamos por la injusticia de la vida. Sin embargo para el sabio, la injusticia no existe, todo tiene una razón, y la razón de esto que me sucede esta dentro de mí mismo. No hay otro culpable afuera, solamente yo. Y es por eso que me ha sucedido esto, por que regresa a mi alguna acción de algo que hice en el pasado, aunque ya no lo recuerde.

El siguiente es un discurso dado por el Dalai Lama en la Universidad de Brown:

El placer y el dolor que cada uno de nosotros experimentamos, provienen de nuestras propias acciones del pasado (karma). Por lo tanto resulta fácil explicar el karma en una breve frase: si uno se porta bien, las cosas que nos pasan serán buenas y, si se porta mal, las cosas que nos sucedan serán malas.

Karma significa "acción".  Los Karmas son de 3 tipos: Hay Karmas o acciones físicos, Karmas o acciones verbales y Karmas o acciones mentales.

Esto depende de lo que hayamos hecho, lo que hemos  dicho o lo que hemos  pensado.

Desde el punto de vista de sus efectos, las acciones son de 3 tipos virtuosas, no virtuosas y neutras.

En función del tiempo hay 2 tipos de acciones: Acciones de Intención, que son el pensamiento de llevar a cabo una acción, y Acciones Intencionadas  que son las expresiones visibles de aquellas motivaciones mentales en forma de acciones físicas o verbales.

Por ejemplo, basándome en una intención, en este momento me encuentro hablando, y de este modo, acumulando una acción o karma verbal. Con los gestos de mis manos también acumulo karma físico. El que estas acciones tengan resultados buenos o malos para mí, dependerá principalmente de mi motivación. Si mi motivación es sincera, respetuosa, y amorosa hacia los demás, mis acciones serán buenas, virtuosas y sus resultados también serán benéficos para mí. Sin embargo si yo actúo con un interés de orgullo, de odio, de critica, etc., entonces mis acciones verbales y físicas se convertirán en no-virtuosas.

Los karmas se van produciendo continuamente. Cuando se habla con buena motivación, se crea un ambiente amistoso como consecuencia inmediata; además cada acción positiva deja una impresión en la mente, que hará vivenciar una situación  placentera en el futuro. Con una mala motivación, se crea un ambiente hostil inmediatamente, y en el futuro producirá dolor al que habla.

La enseñanza de Buda es que uno es su propio constructor; todo lo que nos sucede depende de uno mismo, no de alguien externo que nos castiga. Esto significa que el placer y el dolor proceden de las acciones virtuosas y no virtuosas, las cuales no provienen del exterior de la persona, sino de su interior. Este conocimiento resulta muy útil en la vida cotidiana, por que una vez que llegas a entender la relación entre las acciones y sus efectos, con o sin la presencia de un vigilante externo, estarás siempre alerta a todo lo que haces, te examinaras y evitaras las acciones negativas que te perjudiquen a ti o a otros.

Por ejemplo: si aquí hubiera una joya o dinero y no hubiera nadie en los alrededores, seria fácil robarlo; sin embargo si ustedes tienen este conocimiento, sabiendo que en el futuro pueden experimentar un sufrimiento como consecuencia de tomar algo que le pertenece a otro, seguramente no lo robarían.

Así el conocimiento Budista de la auto-responsabilidad y del auto-dominio de sí mismo, si se expandiera globalmente, podría llegar a detener la criminalidad en el mundo, a través del cambio interno de cada individuo, por medio de la propia sabiduría, de esta forma al sembrar todos los seres acciones positivas, el mundo seria un sitio más feliz para todos ya que todos estaríamos gozando del fruto de las acciones positivas.

El conocimiento budista además hace énfasis en la bondad, y fomenta el considerar  los bienes ajenos tan importantes como los propios ya que  al cuidar los bienes de los demás, nuestros bienes en consecuencia serán protegidos, gracias a la ley infalible del Karma.

EL KARMA ES UNA ENERGIA TANTO POSITIVA COMO NEGATIVA, ACUMULADA EN NUESTRO SUBCONCIENTE, PROCEDENTE DE PENSAMIENTOS, PALABRAS Y ACCIONES DEL PASADO, QUE SE PROYECTA AL EXTERIOR EN FORMA CONTINUA.

“Cada minuto que vivimos estamos sembrando las semillas karmicas del futuro”

”Observa tu presente y conocerás tu pasado”

”Observa tu presente y construirás tu futuro”

EL AFUERA ES SOLO UNA PROYECCION DE LA INFORMACION KARMICA QUE ESTA ACUMULADA  EN NUESTRO INTERIOR Y FUE CONSTRUIDA POR NOSOTROS MISMOS EN EL PASADO.

мя§.¢hμ¢кſε§-кΐđ ύΐCΐoμ§

Anuncios

2 comentarios

  1. Jats

    Es super interesante eso del Karma verdad Miss Laura? jejeje… Espero verla pronto en línea al mismo tiempo que yo! Au Revoir!

    4 septiembre, 2005 en 19:00

  2. Laurita

    lo mismo digo!!! cuidese y gracias x todas las aportaciones hechas al spacio!!!мя§.¢hμ¢кſε§-кΐđ ύΐCΐoμ§

    26 septiembre, 2005 en 21:16

¿Tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s